Juegos de azar

(El siguiente microrrelato está inspirado en la fotografía que acompaña a esta entrada. Se trata del reto “Viernes creativo” del blog “Escribe fino”)

Juegos de azar

JUEGOS DE AZAR
Cada vez que mi marido escucha hablar sobre el perineo, la próstata o el punto G, acaba cortando en seco la conversación y afirma y reafirma que esas son cosas de homosexuales. ¡A él que ni de pequeño pudieron ponerle un supositorio!
Hace dos semanas acertamos una de trece y el sábado pasado salimos a celebrarlo. Creo que fue la falta de costumbre pero después de la cena y las copas regresamos achispados, y con ganas de jugar. Comencé a besarle donde más le gustaba, y fui mordisqueándole el cuello, las orejas, los pezones… Recorrí con mi lengua cada centímetro de su cuerpo y cuando noté cómo su excitación iba creciendo quise explorar más allá. En cuanto me puse a ello me fulminó con la mirada, pero continué masajeando hasta que conseguí que estallara de placer.
Tengo catalogado ese sábado como uno de los mejores desde que nos conocimos, y creo que para él también lo fue. Y sin embargo lleva toda la semana, y apenas me ha hablado, pero me he dado cuenta que desde entonces apuesta de forma compulsiva a los juegos de azar.

(186 palabras)

Anuncios

DEP

nocheenelcementerio

Delirante desfile de difuntos descreídos de Dios. Danza desafiante de decenas de desdichados, deseosos de despedirse del deambular diario. Decorado dantesco de despojos dementes,  demandando descanso después de dieciocho días de desahucio divino.

Derroche de duelo, desdicha, degradación… Domingo de difuntos, domingo decrépito, domingo de dolor.

 (46 palabras)