En soledad

13D

Entró en mi oficina y, casi antes de sentarse, empezó a hablar. Soy muy desgraciada, me soltó a modo de titular. Me contó que hacía tres meses la habían despedido del trabajo; que llevaba cinco años separada pero su marido seguía abonándole la pensión; que acababan de exigirle el pago, con intereses, de un recibo por haberse retrasado dos días en hacerlo efectivo; que yo le parecía una persona honrada… Supuse que se había equivocado de despacho, pero la escuché, sin interrumpirla, esperando a que acabara su charla para retomar mis asuntos. Varios minutos después soltó un suspiro y se levantó. Me dio dos besos, un apretón de manos y emocionada me agradeció el haberla escuchado. Cuando la puerta se cerró a sus espaldas, decidí acabar el autodefinido.

(128 palabras)

Anuncios

6 thoughts on “En soledad

  1. El título indica por donde te mueves en este relato, da igual en que blog escribas, la crítica social y la reflexión sobre ello es lo que te mueve. Y me gusta mucho. Aquí relatas una escena en la que denota esa soledad en la que vivimos todos, que no tenemos ni quien nos escuche, que equivocarnos de despacho a veces es una suerte, antes de retomar la soledad.
    Un abrazo

    • ¿Sabes lo peor de todo? Esta historia tiene un 90% de realidad. Salvo alguna pequeña modificación esta situación me pasó a mí hace unos meses. Yo era el que escuchaba, aunque no me dio por hacer un autodefinido cuando se fue, sino este microrrelato.

      Abrazos para ti.

  2. Pingback: yo y los demás (37): ponerse en lugar del otro | Fragments de vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s